• María Gómez

Introducción al Feng Shui


Con la vuelta de las vacaciones, restaurar el orden y las energías positivas es fundamental para la vuelta a la rutina, por tanto, hoy hablaremos un poco del Feng Shui.

Para todos aquellos que no sepáis lo que es el Feng Shui, podríamos definirlo como el estudio que trata de organizar nuestro entorno para mejorar nuestra calidad de vida.

Y si lo que queremos es saber cómo funciona, es un término tan complejo que no podemos resumirlo solo en una línea. El feng Shui significa viento y agua, las relaciones entre las fuerzas visibles e invisibles de la naturaleza. De esta manera, tu entorno y tú, sois dos fuerzas de la naturaleza, una visible y otra invisible. Y el objetivo principal de esta teoría, es conseguir que ambas fuerzas estén en armonía, así reina la comodidad, tranquilidad y positivismo.

Este término nació hace miles de años en China, y se han creado un montón de escuelas que tienen sus propias interpretaciones, aunque todas se centran en la organización de las “formas” y objetos dentro de una casa y alrededor de la misma para conseguir el máximo flujo del CHI (energía vital).

Hay unos principios básicos que podemos poner en práctica para vivir más cerca de esta teoría del Feng Shui:

1. Vive con lo que te gusta.

Cuando diseñes, decores u organices tu casa, piensa si realmente te gusta lo que tienes en cada estancia de tu hogar y si lo has elegido tú. No te quedes con cosas que te han regalado o que has heredado y te has decidido quedar para rellenar un hueco vacío. Deshazte de todas esas cosas que no te aportan nada y quédate con lo que realmente te guste aunque no sea lo que sugiere una revista de decoración.

¿Qué pasa si compartimos piso, pero no compartimos gustos? Reivindica una habitación, o un rincón, que sea solo tuyo y llénalo de cosas que te guste.

Verás que cuando vives solo con las cosas que te hacen feliz, sientes tu hogar como un lugar positivo y lleno de buenos recuerdos que te protegerán. Tu vida será más afirmativa y mejor te sentirás en casa.

2. Concede prioridad a la seguridad y a la comodidad.

La mayoría de las veces nos fijamos más en la estética que en la seguridad o la comodidad. Yo te recomiendo que pruebes los muebles antes de comprarlos, una silla que se adapte a tú cuerpo, o una mesa espaciosa si somos muchos a comer, es más práctico que una tener muebles incómodos que acabaremos por no usar, o usar de forma incorrecta (no sería la primera vez que en una casa la silla acaba siendo el perchero o la mesa un buzón lleno de cartas o papeles). Piensa dos veces antes de comprar o intenta cambiar los elementos que tienes en casa.

A veces cambiar la distribución, o darle el uso correcto a los muebles puede ser crucial para una mayor sensación de bienestar. Un espacio fluido o poder ver los elementos más grandes de la habitación desde la puerta de acceso, nos da mayor sensación de seguridad

Los muebles puntiagudos y con muchos salientes no cumplen la dinámica del feng shui. A medida que diseñamos nuestro hogar para que sea cómoda y segura nace un nuevo tipo de belleza que convierte lo convierte en un lugar acogedor y sanador.

3. Simplifica y organiza.

Este es uno de los mayores retos de la gente, simplificar y organizar todo lo que uno tiene.

Abre todas las puertas de cada una de las estancias de tu casa y echa una mirada a cada uno de los rincones que lo componen. Tómate tu tiempo. Y ponte a organizar como un loco o loca. Siempre puedes hacerte las preguntas que todo el mundo que quiere simplificar debería hacerse: ¿Me gusta?, ¿Lo necesito?, ¿Refuerza mi forma de ser?, ¿Qué pensamientos, recuerdos o emociones me transmite? ¿Hay que arreglarlo?, ¿Voy a hacerlo en algún momento?

Esto ayudará restaurar la creatividad y la vitalidad. La motivación surge cuando entendemos la importancia de limpiar y simplificar los rincones caóticos de nuestro hogar. Piensa como te sentirás con todo recogido y verás que cada vez que recoges uno de esos espacios, la energía irá subiendo y creando una onda expansiva de felicidad y satisfacción.

También se razonable, un espacio de creación como el estudio de un pintor, no precisa de un orden radical, y hasta ver los pinceles húmedos esparcidos por la mesa, da carácter y personalidad.

En la próxima entrada Deco del blog, hablaremos de como aplicar esta teoría a nuestro hogar estancia por estancia. Espero que esto os haya resultado útil y que podáis comprender un poco más cómo funciona el Feng Shui. Feliz semana a todos.

#interiordesign #decoracion #principios

50 vistas
  • Black LinkedIn Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon
  • Negro Twitter Icono
  • Icono negro Tumblr
  • Negro Icono RSS
  • Negro del icono de YouTube
  • Icono negro Vimeo

© 2019 María Gómez Rego